Sin Máximo Kirchner, los intendentes del PJ arman una liga con reclamos por inflación y salarios

Política 27 de septiembre de 2022 Por Redacción
Como los gobernadores, los intendentes del Conurbano institucionalizan sus planteos y demandas. Los ejes de una agenda urgente

El peronismo defiende como una bandera las negociaciones paritarias, lo ha dicho y lo ha reiterado Máximo Kirchner acodado del lado de un sector del sindicalismo K. Sin embargo las sucesivas subas salariales en la carrera por alcanzar o superar a la inflación impactarán como un búmerang contra las arcas municipales. 

Esa fue la advertencia de algunos intendentes del Conurbano bonaerense en un almuerzo que tuvo lugar este lunes en el Parque Domínico de Avellaneda. Ofició de anfitrión el ministro de Hábitat Jorge Ferraresi, intendente local en uso de licencia. Y convocó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en calidad de intendente en uso de licencia pero por San Martín. De la misma manera estuvo otro ministro del gobierno nacional, Juan Zabaleta, por Hurlingham, evidentemente los tres preocupados por la suerte del populoso Gran Buenos Aires.

De la cumbre participaron los históricos, como Juan José Mussi de Berazategui; Fernando Espinoza de La Matanza y Alberto Descalzo de Ituzaingó; los de La Cámpora, como Damián Selci, interino de Hurlingham, y Mayra Mendoza, de Quilmes; un renovador como Juan Andreotti, de San Fernando; un suelto como es el tigrense Julio Zamora y la única intendenta del Movimiento Evita, Mariel Fernández.

También dijeron presente Lucas Ghi, de Nuevo Encuentro y varios de los que ocupan cargos provinciales, nacionales o legislativos como Mariano Cascallares, Gustavo Menéndez y Leonardo Nardini. Estuvieron además Mario Secco, de Ensenada; Federico Achaval, de Pilar; Gastón Granados, de Ezeiza y una veintena más, todos con las mismas preocupaciones más allá de cualquier diferencia o grupo de pertenencia.

Periódicamente se vienen reuniendo tanto de los de la Primera como los de la Tercera sección. Pero este lunes se juntaron todos a excepción de Fernando Gray, de Esteban Echeverría, distanciado desde que Máximo Kirchner se quedó con el PJ. Analizaron cómo remontar en un contexto económico difícil. 

También en uso de licencia pero casi como un ‘interventor' nombrado por Máximo Kirchner como jefe de gabinete de Axel Kicillof, el lomense se sumó al final del almuerzo en Avellaneda después del acto en su distrito. 

A pesar de presidir el PJ y de haber juntado a un grupo de intendentes y legisladores en otra comida la semana pasada Kirchner hijo no fue. Sin él enfrente, el primero que habló planteó la necesidad de aunar esfuerzos. Y puso como ejemplo a los gobernadores del Frente de Todos que conformaron una liga para elevar sus planteos y reclamos. En las provincias previenen recortes en obras públicas y piden subsidios equilibrados entre el interior y el Área Metropolitana.

Más o menos con la misma intención, varios jefes del Conurbano apuntaron la necesidad de formar una liga bonaerense. La lista de pedidos es casi calcada de la de los gobernadores: más esfuerzos para combatir la inflación, financiamiento para la policía y fundamentalmente ayuda para afrontar subas salariales en aquellos municipios donde empieza a sentirse el impacto de la caída del poder adquisitivo. 

63325162d5945

Te puede interesar