La CGT advirtió por el "deterioro económico" y "la descomposición social", tras varios meses de silencio

En la reunión de mañana de su Consejo Directivo, la central obrera instará a la convocatoria de un consenso político, económico y social con el objetivo de alcanzar acuerdos para un programa de mediano y largo plazo.

Política - Gremiales 20/04/2023 Redacción

La Confederación General del Trabajo (CGT) advirtió hoy sobre el deterioro económico y social acelerado producto de la crisis, en la previa a la reunión del Consejo Directivo de mañana, que será la primera del año tras varios meses sin activar esa clase de encuentros.

aepXjsaV7_1300x655__2

"Los índices de inflación y pobreza deben encabezar las prioridades para la adopción de medidas y acciones urgentes. Toda la dirigencia en general debe tomar conciencia de que ya no hay más margen de deterioro económico sin riesgo de descomposición social", resalta el borrador del documento que presentaría la CGT este jueves y que ya fue filtrado a la prensa.

En esa línea, la central obrera instaría a la convocatoria de un consenso político, económico y social con el objetivo de alcanzar acuerdos para un programa de mediano y largo plazo "promoviendo el desarrollo, la producción y el trabajo como instrumentos necesarios y urgentes para superar la crisis y trazar un horizonte de crecimiento con justicia social".

Consideraron además que "el contexto económico y social es de tal gravedad que no permite especulaciones personalistas ni sectoriales", y que "sólo a través de la instrumentación de consensos mayoritarios con base en un conjunto de políticas de Estado orientadas a poner en marcha las potencialidades productivas con las que cuenta nuestro país, es que saldremos de la actual crisis".

"La sociedad argentina atraviesa una compleja crisis económica y social, heredada y agravada por un escenario de inestabilidad macroeconómica que se manifiesta a través de una escalada inflacionaria creciente que pulveriza el poder adquisitivo de los salarios; escasez de divisas, informalidad laboral y un proceso de aumento en su pobreza estructural, inaceptable para la Argentina, que alcanza a un 40% de nuestro pueblo, condenando a la marginalidad a millones de argentinos y argentinas y ponen en serio riesgo la cohesión social", planteó la CGT en una suerte de análisis de la coyuntura del país.

Y agregaron que "las especulaciones cortoplacistas de una etapa pre electoral no posterguen la generación de acuerdos estratégicos, dentro de un modelo de crecimiento sostenido e inclusivo".

"La dirigencia política, sin distinciones partidarias, sin diferencias entre oficialismos ni oposiciones circunstanciales y con la responsabilidad de ser depositarios de la confianza y de la representación que la ciudadanía les otorga a través del voto, deben asumir el compromiso que les cabe en la sucesión de crisis recurrentes que a través de los años han llevado a nuestro país a la situación actual", exigieron los gremialistas.

Por último, el borrador exhibe una serie de pedidos de la CGT a la dirigencia política en medio de la preocupación por la crisis que vive el país.

Entre ellos, reclamaron reducir "los actuales índices de inflación, verdadero impuesto a la pobreza que deteriora los salarios y afecta la previsibilidad en materia de inversiones impactando negativamente en todas las variables". También, pidieron "la defensa del aparato productivo nacional y la instrumentación de políticas que promuevan el empleo genuino" y "el fomento al trabajo argentino a través de prácticas exportadoras con valor agregado".

Otros puntos son "el fortalecimiento de los sistemas de salud y seguridad social"; "la promoción de un proceso de movilidad social ascendente y de una justa redistribución de la riqueza que revierta la concentración del ingreso y promueva el equilibrio en la relación capital-trabajo" y "recuperar la independencia económica para evitar que nuestras decisiones soberanas no sufran los condicionamiento de intereses ajenos a la nación".

Además, demandaron "un mayor compromiso de responsabilidad social empresaria en los sectores formadores de precios" y "lograr una mayor participación de la ciudadanía en todos los asuntos de la nación para fortalecer las instituciones democráticas". La CGT también reclamó "la reconstrucción de un Estado promotor del desarrollo, que proteja los recursos estratégicos de todos los argentinos y argentinas y que explote nuestras riquezas de manera sustentable y soberana en beneficio de toda la sociedad" y "garantizar que estas actividades no agraven la problemática ambiental".

El último punto exigido es "abordar los cambios en el trabajo asociados a las tecnologías de la información y la comunicación, a la inteligencia artificial y a la automatización de los procesos productivos promoviendo el dialogo entre los actores sociales involucrados, con el objeto de activar los mecanismos regulatorios necesarios que permitan hacer de la revolución científico tecnológica un instrumento de transformación para el desarrollo con inclusión social".

Según trascendió, este borrador del documento que la CGT va a difundir este jueves tras la reunión del Consejo Directivo no es la versión final, e incluso aún no había sido consensuado con otros sectores de la central obrera. Así y todo, los grupo más influyentes de la entidad de la calle Azopardo que estaban a cargo de su redacción, "los gordos" de los grandes gremios y los "independientes", decidieron hacerlo conocer previamente.

Te puede interesar
Lo más visto