Axel Kicillof evita confrontar con Milei, pero advierte que mantendrá un Estado presente

Milei cuestionó al gobernador por su "pésima gestión", pero el mandatario bonaerense no va a aceptar el lugar de antagonista que le proponen desde Nación para intentar de "distraer" a la opinión pública de la crisis. El diálogo con Sergio Massa, Cristina y Máximo Kirchner.

Política 21/01/2024 Redacción

Concentrado en gestionar el territorio más grande y poblado de la Argentina en un contexto de escasez, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, decidió no entrar en disputas con el presidente Javier Milei, pese a que mantendrá como norte la premisa que rigió su primer mandato: un Estado presente que garantice la equidad social es fundamental en el distrito con mayores asimetrías del país.

Axel-Kicillof-scaled

Quienes trabajan cotidianamente a su lado explican que Kicillof evitará subirse al ring propuesto desde la Casa Rosada: "Esta semana, desde Nación lo eligieron como el rival número uno, criticándolo por diferentes cuestiones, pero vamos a eludir esa pelea", indican desde el entorno del mandatario.

Es que el lunes pasado, Milei cuestionó a Kicillof por su "pésima gestión" mientras estuvo al frente del Ministerio de Economía, entre 2013 y 2015, como respuesta a la publicación de una cuenta fake del gobernador en X (ex Twitter).

A la vez, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el vocero Manuel Adorni le apuntaron al economista por la toma de tierras en La Matanza que culminó con cinco personas muertas: la dirigente del PRO habló de "permisividad" de la provincia en las usurpaciones y el vocero ironizó que "evidentemente, el Estado tan presente no está".

Desde el gabinete bonaerense sostienen que estas disputas "buscan distraer la atención" de los desafíos económicos y sociales exacerbados por la devaluación, los aumentos descontrolados de precios y los tarifazos y advierten que Kicillof "no confrontará de manera directa" con el libertario y "evitará una escalada innecesaria de tensiones".

Reconocen en la provincia que, cada vez que lo crea necesario, Kicillof expondrá los modelos antagónicos que uno y otro representan, pero señalan que, ante todo, apelarán a alcanzar una relación institucional seria con el jefe de Estado.

De hecho, el gobernador aguarda ser convocado para concretar un encuentro con el presidente Milei propuesto por el ministro del Interior, Guillermo Francos, para plantear las necesidades de la provincia y hablar de números (el distrito recibió 11% menos de fondos nacionales en la primera quincena de este mes respecto del año pasado).

axel-kicillof_862x485

"Por ahora, sólo están enviando lo que corresponde por ley de Coparticipación y el dinero que se gira en concepto del Fondo de Seguridad, pero no están actualizando por inflación el Consenso Fiscal", grafican en La Plata, a la vez que descartan la posibilidad de emitir una moneda propia.

En paralelo, el gobernador les pidió a sus ministros que intenten mecanismos de diálogo con sus pares nacionales para trazar un panorama certero acerca de la continuidad de programas y proyectos.

Pero los funcionarios bonaerenses afirman que desde la administración nacional sólo reciben evasivas y pocas precisiones.

El martes pasado Kicillof reunió a su gabinete para establecer los puntos de partida de un año con restricciones presupuestarias y les transmitió que, sin las transferencias no automáticas ni el dinero para obra pública, la Provincia se verá obligada a ajustar el gasto público.

"Les pidió que comiencen a pensar recortes no sólo por la plata que dejará de enviar Nación, sino por los efectos que puede producir la recesión, que impactará en la recaudación nacional y, por ende, caerán los impuestos coparticipables a las provincias", apuntaron en Gobernación.

Señalan que la idea es "achicar o reconfigurar" los proyectos para que no desaparezcan, pero sí que haya ahorros; es decir, ser eficientes en el gasto para poder hacer todo lo planeado con menos recursos.

Por ejemplo, el Programa ReCreo instaló cinco paradores en diversos balnearios de la costa atlántica el verano pasado y esta temporada hay solo uno.

Así no se descontinúan la políticas, pero sí se las implementa con menor alcance debido a que habrá menos dinero.

Con todo, hay un ítem que para el gobernador es innegociable: los aumentos de salarios.

"La primera asignación de recursos será para sueldos. Eso no se toca", remarcan en el Ejecutivo.

Insisten en que la provincia de Buenos Aires tiene el menor nivel de recursos y gastos por habitante, y es la segunda con menor cantidad de empleados públicos del país, por lo que "no habrá despidos porque aquí no sobran maestros, ni policías, ni médicos o enfermeros".

Te puede interesar
5ed154e91b124edad4e84b86dd7a4206

El clima tenso previo al paro entre Javier Milei contra la CGT y los gobernadores en busca de más beneficios

Redacción
Política 09/05/2024

Hay un clima raro en la previa del segundo paro general contra el gobierno de Javier Milei. La dirigencia sindical tiene que aclarar a cada rato que no negoció con el gobierno la reforma de la Ley Bases -donde desapareció la parte que más irritaba a la CGT-, mientras que el gobierno parece disfrutar de recuperar un enemigo impopular, después del error político de haberse puesto en contra a las universidades.

Lo más visto