Comienzan los alegatos, los rugbiers y los padres de Fernando Báez Sosa podrán hablar por última vez

Actualidad 25 de enero de 2023 Por Redacción
Las partes dispondrán de las denominadas "últimas palabras", una garantía en la que la presidenta del tribunal pregunta si tienen algo que manifestar previo a la fecha de resolución, prevista para el 30 o 31 de enero.

691082-rugbierstelam1_0

La etapa de alegatos que se desarrollará desde este miércoles y hasta el jueves en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero de 2020 en la localidad balnearia de Villa Gesell, ofrecerá a su vez la última chance de expresarse para los ocho imputados antes de que los tres miembros del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la ciudad de Dolores determinen si son o no culpables, y brindará además la posibilidad de hablar a los padres de la víctima una vez más antes de la sentencia.

Las denominadas "últimas palabras" son una garantía prevista en el artículo 368 del Código Procesal Penal bonaerense, que establece que como último acto, el presidente o la presidenta del tribunal "preguntará a la persona imputada, bajo sanción de nulidad, si tiene algo que manifestar" y luego "cerrará el debate".

Fuentes judiciales indicaron que no se trata de una declaración sobre los hechos imputados, como la que los acusados tienen derecho a brindar en cualquier momento durante la etapa de recepción de la prueba en el juicio, sino una instancia que ofrece la posibilidad de realizar alguna consideración breve una vez que hayan finalizado su actuación todas las partes y antes de que los jueces pasen a deliberar.

Será la última chance de hablar antes de la sentencia para Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23).

En los casos de Viollaz, Benicelli y Comelli, será además la posibilidad de decir algo por primera vez desde que el juicio se puso en marcha el último 2 de enero, ya que son los únicos tres acusados que no rompieron su silencio durante las 13 jornadas de testimonios.

Como familiares de la víctima, también estarán en condiciones de decir unas últimas palabras los padres de Fernando, Silvino Báez y Graciela Sosa, aunque en su caso deberán solicitarlo sus representantes en calidad de particular damnificado, Fernando Burlando y Fabián Améndola.

Fuentes cercanas a la acusación particular indicaron que ambos padres tienen intención de hacer uso de ese derecho, y en caso de que la presidenta del tribunal, María Claudia Castro, lo permita, hablarán recién el jueves, cuando haya finalizado su alegato el defensor de los jóvenes imputados, Hugo Tomei.

Screenshot_4-7

Te puede interesar