Cabré debuta como director teatral: "Estoy tentado de decir que me gusta más que actuar"

Espectáculos 30 de diciembre de 2022 Por Redacción
El actor que incursiona en la dirección por primera vez al frente de una versión de la comedia inglesa "Tom, Dick & Harry", que se estrenará el 7 de enero con Mariano Martínez y Mercedes Oviedo, reconoció que ocupar ese papel al cumplir tres décadas de carrera le "resultó natural".

Nicolás Cabré, quien debuta como director al frente de la adaptación de la comedia inglesa "Tom, Dick & Harry", que se estrenará el próximo 7 de enero en el Multiteatro, protagonizada por Mariano Martínez y Mercedes Oviedo, reconoció que ocupar ese rol por primera vez en tres décadas de carrera le "resultó natural".

"Si lo pienso un poco, tengo 42 años y hace 32 que actúo con directores increíbles, y me di cuenta de que la experiencia, si bien no era algo que tenía tan presente, en algún lado está", confió el actor que a lo largo de 30 años fue dirigido por nombres propios de la talla de Alfredo Alcón, Hugo Arana y Arturo Puig.

63ac71ca27cfd_1200

A pocos días del estreno, sentado junto a Martínez en una de las butacas de la sala, reconoció que el puntapié de este proyecto -que completan "Bicho" Gómez, Yayo Guridi y María Valenzuela- fue volver a trabajar junto a su amigo y ladero de diversas aventuras después de 11 años.

Pero Cabré, quien actualmente protagoniza en esta misma sala "Me duele una mujer" con Carlos Portaluppi y Mercedes Funes, no tenía margen para interpretar las dos obras a la vez.

63adc93e01f48_1200

Entonces recordó un texto que había leído hacía muchos años y le dijo a su excompañero en las tiras "Son Amores" (2002, eltrece) y "Los únicos" (2011, eltrece) que la única manera de trabajar juntos era como director.

En esta comedia escrita por los hermanos Ray y Michael Cooney, Tom (Martínez) y su esposa (Oviedo) son un matrimonio a punto de adoptar un bebé. Dick y Harry (Bicho Gómez y Yayo Guridi) -los hermanos de Tom- están ansiosos por ayudarlos a causar una buena impresión en la mujer de la agencia de adopciones (Valenzuela), que llegó para verificar el hogar y estilo de vida de los futuros padres.

Pero las cajas de whisky y los celulares de contrabando que escondió Dick y el cadáver que Harry planea vender ilegalmente a la facultad de medicina complican drásticamente la imagen de su hermano.

Te puede interesar