Recomendaciones de los especialistas para evitar los "bajones" durante las Fiestas

General - Salud 27 de diciembre de 2022 Por Redacción
Las celebraciones de Navidad y Fin de Año son un detonante para quienes padecen depresión por eso proponen estar atentos a los síntomas, vigilar el uso de las redes sociales y el consumo de medios.

Especialistas en salud mental del Hospital Clínicas advirtieron este lunes que las fiestas de Navidad y Año Nuevo son fechas que "simbolizan un desafío para personas que sufren depresión", recomendaron estar atentos a síntomas para recurrir a especialistas y discrecionalidad en el uso de redes sociales y consumo de medios de comunicación.

f608x342-29188_58911_13

"Estas fechas de simbolización colectiva son un desafío para personas que padecen depresión, ya que para ellos son momentos de duelos reales o simbólicos, de compromisos sociales e incomodidad", señaló en un comunicado oficial el psiquiatra Patricio Rey del área de Salud Mental del Hospital de Clínicas. Tras agregar que la vivencia de estas épocas "es mucho más traumática y tiende a empeorar en pacientes con depresión por su sensibilidad", recomendó estar atentos a síntomas y consultar con un especialista.

En cuanto a la diferencia entre la tristeza de la depresión, el especialista explicó que la primera es "una emoción normal", en tanto, "la depresión es una enfermedad, una patología".

"La depresión se puede manifestar con tristeza, con mucha intensidad y duradera en el tiempo y no tiene que ver con los estímulos externos. También puede presentarse con otros síntomas que pueden ser la ansiedad, irritabilidad, agresividad, incluso aplanamiento o indiferencia afectiva, ciclación emocional y cambios de ánimo constantes", señaló, y puntualizó la importancia de acudir a un especialista ante la duda del cuadro.

"Se suele asociar erróneamente la tristeza como principal síntoma de la depresión, además, es muy común en pacientes depresivos no saber de su condición y que recién logran identificarla una vez que están en tratamiento con un profesional de la salud mental", agregó.

La virtualidad, es decir, las redes sociales y los medios de comunicación, "son factores de amplificación de estímulos negativos para este tipo de pacientes. Las comparaciones entre personas y los logros alcanzados están a la orden del día, al tiempo que es un espacio donde se recuerdan las pérdidas y se fomenta el individualismo, y todo esto alimenta la sensación de inconformidad del paciente", describió el psiquiatra.

Por lo tanto, recomendó manejar dichas herramientas "con cierta discrecionalidad, con un uso racional, y cuando empiezan a generar malestar en el paciente, tienen que limitarlo lo más posible, hasta incluso puede ser una opción no tener redes sociales y manejarse de a poco o incorporar su manejo, en la medida que va mejorando en el tratamiento y la persona se sienta mejor".

Según estimaciones médicas, 500 millones de personas padecen en el mundo depresión mientras que, según el psiquiatra, los trastornos por ansiedad aumentaron notablemente en la Argentina.

"Quienes padecen ansiedad y depresión vieron empeorar sus cuadros, y mucha gente los experimentó por primera vez. También se están viendo más casos de adicciones en nuestro país, en especial, por alcoholismo, tabaquismo, cannabis, cocaína y drogas en general", concluyó el especialista.

Te puede interesar