Máximo Thomsen pidió ser asistido por una psicóloga a días del inicio de los alegatos

Actualidad - Crónicas Urbanas 23 de enero de 2023 Por Redacción
El acusado solicitó una entrevista con un profesional psicólogo de la Unidad Penal 6 de Dolores del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde se encuentra alojado junto al resto de los otros siete imputados.

63c5bf3cb5543_1200

Máximo Thomsen, uno de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes en la puerta de un boliche de Villa Gesell el 18 de enero de 2020, pidió mantener una entrevista con una psicóloga, por lo que fue asistido en el penal de Dolores, a dos días del inicio de los alegatos del juicio al que es sometido por el homicidio del joven estudiante de abogacía en los tribunales de esa ciudad, informaron fuentes penitenciarias.

El rugbier, quien para los acusadores es uno de los principales responsables del crimen de Fernando solicitó una entrevista con un profesional psicólogo de la Unidad Penal 6 de Dolores del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde se encuentra alojado junto al resto de los otros siete imputados en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de ese distrito.

Según indicaron las fuentes, Thomsen, quien está alojado en la celda 8 del Pabellón 1, recibió este lunes a la mañana la visita de una psicóloga del penal.

La charla entre el paciente y la profesional fue "buena", según confiaron a Télam allegados al interno.

Thomsen también fue asistido periódicamente por un profesional en la Unidad Penal de Melchor Romero, donde estuvo alojado con prisión preventiva hasta el pasado 1° de enero, cuando fue trasladado con el resto de los acusados a Dolores para asistir a las audiencias del debate.

Con relación a la salud de los ocho detenidos, los voceros dijeron que se les efectúa un seguimiento médico y psicológico con los profesionales del SPB.

En noviembre pasado, Thomsen fue trasladado a una clínica privada para realizarse una intervención quirúrgica por una hernia inguinal.

"Hace un año y medio que tenía dolores intestinales. Finalmente se supo que tenía una hernia", expresó un allegado, quien contó que es ese rugbier quien "contiene psicológicamente" a otros detenidos.

En tanto, como es habitual cada tarde, los ocho acusados tendrán disponibles dos horas de recreación en el patio de la unidad, mientras que aguardarán el miércoles la visita de los padres en la cárcel.

El pedido de contención psicológica de Thomsen se realizó en la misma semana del inicio de los alegatos por parte de los fiscales de juicio y los abogados del particular damnificado, y de la defensa de los ocho acusados.

Te puede interesar