"Los niños deben ser escuchados porque son los que más vivirán el cambio climático"

Mundo - Medio Ambiente 31 de octubre de 2022 Por Reedacción
Así evaluó la defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes el encuentro que constituirá la Primera Consulta Regional para América Latina y el Caribe para la redacción de la Observación General N°26 sobre cómo revertir el impacto de ese cambio en las niñeces de la región.

La defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, Marisa Graham, ponderó que, pese a ser "vulnerables por partida doble" al cambio climático, los niños "son más capaces de pensar en términos de futuro más allá de su propia existencia" y consideró que sus "voces serán muy importantes" en la construcción de consensos y propuestas para revertir el deterioro ambiental que los países americanos intentarán formular desde este martes y durante tres días en la ciudad de Buenos Aires y poner a consideración de Naciones Unidas.

6123bd082dd70_1200El Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina y uno de los organismos del Estado nacional que auspicia la iniciativa, será sede desde este martes y hasta el miércoles de la denominada Primera Consulta Regional para América Latina y el Caribe para la redacción de la Observación General N°26 -un documento de Naciones Unidas- sobre los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y Medio Ambiente, que pondrá foco en cómo revertir el impacto que tiene el cambio climático en las niñeces de la región.

La cita, la primera a nivel mundial en relación a la elaboración de la Observación General, reunirá a expertos gubernamentales designados por los Estados participantes, organismos multilaterales y ONGs. También participarán más de 50 niñas y niños y adolescentes en representación de Argentina, Uruguay, Brasil, República Dominicana, Colombia, El Salvador, Perú, Chile, Ecuador y Trinidad y Tobago.

"Para aquellos (los Estados, los organismos multilaterales y la sociedad civil) que tienen que custodiar por sus derechos a nivel global, es importante primero cumplir con el derecho del niño a ser oído porque son los que más van a vivir los efectos del cambio climático", enfatizó Graham a Télam.

Según datos de Unicef, en América Latina y el Caribe viven 188 millones de niños, niñas y adolescentes, quienes se ven afectados por el daño ambiental provocado por la pérdida de biodiversidad, la contaminación y el cambio climático. Entre las consecuencias que deben padecer se destacan la inestabilidad política y económica de sus países de origen, una desigualdad creciente, disminución de la seguridad alimentaria y del agua y mayores amenazas para la salud y los medios de subsistencia.

Argentina será anfitrión del encuentro regional. Por tal condición, Graham recibió a Télam en su despacho, donde conversó sobre los principales ejes del encuentro y su importancia para el futuro de las niñeces en América Latina y el mundo.

Nueve de cada 10 niños cree que el cambio climático amenaza su futuro, según un informe de la ONU

635315af4676d_1200

El 88% de los niños y niñas piensa que el cambio climático "amenaza a las futuras generaciones", mientras que el 67% opina que los daños medioambientales "afectan a unos niños y niñas más que otros", según los resultados de una consulta de Naciones Unidas (ONU), la cual será insumo para "el borrador de la próxima Observación General de los derechos del niño y el medio ambiente", señaló Luis Pedernera, miembro del Comité de Derechos del Niño de la ONU.

La consulta, elaborada por la iniciativa Children's Environmental Rights (derechos ambientales de las infancias, en castellano) de la ONU se realizó a través de un cuestionario online y fue respondida por "más de 7400 niños, provenientes de 103 países", señaló el especialista.

En ese sentido, Pedernera destacó que los resultados del informe servirán como insumo para "trabajar nuestra próxima Observación General, que va a ser la interpretación de la Convención sobre este asunto, y para hacerlo recurrimos a realizar estas consultas".

Según el sondeo, que estuvo dirigido a jóvenes de 12 a 17 años pero en el que también participaron niños más pequeños con el apoyo de un adulto, el 88% manifestó que "el cambio climático y los daños medioambientales amenazan a las futuras generaciones de niños y niñas".

Mientras que el 67% respondió que "los daños medioambientales afectan a algunos niños y niñas más que a otros, como los que viven en ciertas partes del mundo, los que viven en islas pequeñas y los que dependen de la naturaleza".

En este sentido, menos de la mitad de los encuestados (41%) afirmó que "puede acceder a la ayuda si sus derechos se ven afectados por el daño medioambiental o el cambio climático".

A su vez, el informe advirtió que los resultados pueden tener "una limitación derivada del acceso de las niñas y niños a Internet".

En tanto, Pedernera percibió que "de la región de América Latina y el Caribe los aportes a las consultas en línea no han sido muchos, y me preocupaba que la región no estuviera presente marcando un tema super importante para la vida de la niñez".

Por último, en el apartado que incluye las principales demandas de los niños y niñas a los adultos se encuentra el acceso a "un entorno limpio y saludable, ser escuchados y tomados en serio y desempeñar un papel en la acción medioambiental".

Asimismo, incluyeron la importancia de llevar a cabo "acciones claras y transparentes de los gobiernos, las empresas y todos los adultos, la cooperación entre países y regiones del mundo y la sensibilización y educación medioambiental, junto con espacios para compartir sus ideas sobre posibles soluciones". 

Te puede interesar