Agustín Asib Akil Uribio emigró a España y estudia actuación en la escuela que apadrina Antonio Banderas: “Quiero triunfar en Hollywood como él”

Espectáculos 31 de julio de 2022 Por Redacción
Cursa tercer año en la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga, ciudad natal del gran actor español, a quien admira desde pequeño. “Hoy estoy cumpliendo mi deseo de trabajar con él, pero la primera vez que lo ví me temblaban las piernas”.

WhatsApp Image 2022-07-31 at 11.02.39 AM

Agustín Asib Akil Uribio (21) nació en Buenos Aires en el seno de una familia de abogados, por lo que decidió estudiar Derecho durante un año y medio, tiempo suficiente para darse cuenta que su verdadero sueño no estaba en los pasillos de Tribunales: quería ser actor y triunfar fuera de su país tal como lo hizo el español, Antonio Banderas, su intérprete favorito desde la infancia.

Su sueño era estudiar en alguna de las mejores escuelas del mundo, de donde surgieron muchas estrellas internacionales, pero antes, este hijo único tenía que confesarle a su madre, María Luisa Uribio, que abandonaría la carrera universitaria en la que se había anotado solo por mandato familiar. Lejos de enojarse, ella se convirtió en su aliada: quería que el sueño de Agustín se hiciera realidad.

ARTISTA2

“Si eso es lo que querés, entonces, vas a estudiar artes escénicas en serio”, le dijo su madre en junio de 2019. Unas semanas después, ambos se subieron a un avión con destino a Londres, y Agustín empezó sus audiciones en la Academia de Música y Arte Dramático de Londres (LAMDA), una de las principales escuelas de teatro británico, que preside Benedict Cumberbatch y cuyo director es Peter James. También, asistió a la Real Academia de Arte Dramático (RADA), ubicada en Bloomsbury, una de las instituciones más renombradas de Inglaterra y del mundo.

Pero el destino hizo que Agustín cambiara de rumbo, cuando se enteró que Antonio Banderas -su ídolo de toda la vida- estaba inmerso en un proyecto relacionado con el medio ambiente y que los castings iban a hacerse en la institución que el actor español apadrina, la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM), dirigida por Marisa Zafra. Allí, en su querida tierra natal, Banderas hace las selecciones de los artistas que trabajarán en sus proyectos y, además, por sus pasillos hay un incesante desfile de celebridades españolas e internacionales.

La institución cuenta con una residencia para estudiantes, donde conviven actores, cantantes y bailarines, tal como sucedía en la escuela de la película de los 80, “Fama”. A diario, docentes y alumnos participan de videos con David Bisbal, Vanesa Martin, India Martínez y Celine Dion -entre muchas otras celebridades- y también con figuras que actúan en las series de Netflix, como los actores de “Toy Boy”.

ARTISTA4

“Llegué a Málaga en septiembre de 2019 y estoy feliz estudiando acá. Tengo clases de actuación, baile y canto durante doce horas por día, incluso los sábados. Arranco a las 9 de la mañana y termino a las 21. Son cuatro años de estudio y en septiembre empiezo tercer año. Los principales artistas españoles también hacen los castings aquí -como Alejandro Sanz, Rosalía, Pastora Soler y David Bisbal- cuando buscan bailarines para sus videos”, le contó Agustín a Infobae.

“El primer día que me encontré en la escuela con Antonio Banderas, me moría del miedo. Él estaba haciendo un casting para armar el elenco de un nuevo proyecto, yo salí de mi habitación y me senté en el comedor para almorzar. Cuando levanté la vista, estaba sentado frente a mí. ¡No lo podía creer! A los pocos días, yo estaba hablando con un productor y Antonio se acercó a saludarnos, así que me presenté y le dije que era nuevo en la escuela. Me dio la bienvenida muy amablemente y, como era el Día de la Madre -y la mía lo adora igual que yo- me ofreció grabarle un video para que se lo mandara por teléfono como regalo. Me hizo sentir en casa. Fue una bendición haber tomado la decisión de venir a Málaga, que es preciosa, pero sobre todo, estoy feliz de haber venido a estudiar acá”, expresó.

“Cuando lo ves, te tiemblan las piernas pero, cuando lo conocés, no podés creer que una estrella de Hollywood sea tan sencilla, accesible y humilde. La gente de Andalucía lo adora, porque ayuda muchísimo a Málaga. Algún día quisiera ser como él: lo que Antonio hizo por España, yo lo quiero hacer por la Argentina, poniendo a mi país en lo más alto y llevándolo dentro mío a todos lados. De hecho, en mi cuarto tengo una bandera argentina y soy un agradecido por todo lo que me dio mi país. Llevo a la Argentina en mi corazón porque es mi casa, siempre la voy a representar de la mejor manera que pueda. Por eso, Antonio es mi ejemplo. Nunca me imaginé que una estrella de Hollywood fuera una persona normal... Es muy, muy buen tipo. Te da consejos, es muy generoso y siempre está entre nosotros”, dijo.

En la escuela, se hizo muy amigo del sobrino de Antonio Banderas, Javier Domínguez, con quien actualmente se encuentra aprendiendo esgrima y lucha escénica con Alberto Cerrada, el entrenador de Viggo Mortensen en “El Señor de los Anillos”, pero también, de otras figuras como Johnny Depp y Manuel Bandera. Por su buen desempeño en esa disciplina, Agustín ganó un premio.

Podría haber elegido alquilar un departamento cerca de la escuela, pero prefirió vivir en la residencia para estudiantes, donde comparte el cuarto con tres compañeros más, uno de Almería, otro de Gibraltar y el tercero de Cádiz. Prácticamente, no sale de la escuela ya que allí tiene todo resuelto: desde la lavandería hasta la comida. Tampoco, tiene mucho tiempo libre para pasear ya que, una vez que termina la jornada, cena, estudia y se va a dormir temprano para estar bien descansado, calentar la voz, hacer ejercicios de estiramiento y resistir las doce horas diarias en las que tiene un gran desgaste físico, ya que le enseñan todo tipo de danzas y bailes.

“Los domingos son mi único día libre, así que los disfruto y me voy a la playa. Ya está todo abierto nuevamente y los restaurantes cierran a las dos de la mañana. El uso de barbijo es obligatorio, tanto en la calle y como en la escuela”, aseguró.

Pero no todo fue simple y, al inicio de la pandemia, toda su ilusión pareció desmoronarse ya que el COVID-19 estaba provocando estragos en España, en un momento en que los muertos se contaban por miles y los casos no paraban de crecer.

“El 12 de marzo de 2020, nos dijeron que la escuela se cerraba por el coronavirus. Como estaba viviendo en la residencia no me podía quedar, pero ya tenía programado volver a la Argentina en Semana Santa. Finalmente, no pude viajar y me quedé solo en un departamento que alquilé de urgencia en Málaga, hasta que el 25 de mayo pude volver en un vuelo de repatriados. Tenía mucho miedo, porque estaba solo en España y, al principio, no se sabía casi nada de este virus. Me daba temor enfermarme... no sabía qué hacer. Salía a la calle con barbijo y guantes, desinfectaba todo y compraba las provisiones en el supermercado para el mes, así evitaba tener que volver a ir. No quería salir a la calle. Al final, me terminé agarrando COVID en la Argentina y volví a Málaga en enero. Todo ese tiempo, estuve con clases online, pero por la diferencia horaria de cinco horas con Europa, tenía que despertarme a las 5 de la mañana para empezar el día con la clase de canto”, indicó.

Hace un mes, fue elegido para protagonizar la película “Intersex”, que se rodará en julio del 2022, y ya está en la etapa de preproducción. El film cuenta en su reparto con grandes actores españoles, bajo la dirección del prestigioso cineasta español, Tomás Aceituno Maldonado. Con apenas 21 años, Agustín ya sabe que el año próximo debutará en la pantalla grande de España.

ARTISTA3

“Mi sueño es ser uno de los actores latinos o, de habla hispana, más importantes del mundo. Quiero triunfar en Hollywood. No te digo que es un sueño, porque los sueños suelen ser inalcanzables: te digo que es una meta porque, cuando uno trabaja tan duro, las cosas llegan. Quiero ser como Antonio Banderas, que es un tremendo actor de habla hispana y es conocido en todos lados. Hace películas en inglés, pero todo el mundo sabe que es español. Yo quiero lo mismo para mí, quiero que la gente sepa que vengo de la Argentina. Pero tengo otra meta más: llevar a mi mamá por la alfombra roja. Gracias a ella y, a su gran esfuerzo, hoy puedo estar acá. Si alguna vez gano un premio no va a ser para mí, va a ser para ella”, dijo.

“Antes, era un fanático de Antonio y había visto todas sus películas, pero ahora es mi ídolo porque lo conozco y veo la clase de persona que es. Estoy cumpliendo mi deseo de trabajar con él y, además, con la gente más importante del mundo de la actuación, del canto y del baile. Soy el único argentino de la escuela”, aseguró.

A pesar de que extraña a su familia y a su país, por el momento no planea regresar y apuesta a desarrollar una carrera profesional entre Europa y los Estados Unidos. Además, asegura que disfruta de la calidad de vida que le ofrece España y de su riqueza cultural.

“Málaga es preciosa, se respira cultura por todos lados y tiene una calidad de vida excelente. En la escuela, hice muchos amigos españoles, son muy amables y te ayudan en todo. Siento que tenemos el mismo objetivo y que, si a uno le va bien, nos va bien a todos. Algunos quieren ser famosos y otros no, pero el común denominador es que queremos llegar a actuar en el mejor lugar del mundo, en Hollywood”, destacó.

“Irte de tu país es muy duro, pero te hacer madurar muchísimo. Te abre la cabeza, te hacés más independiente y valorás lo que tenés, porque acá no está ni tu familia, ni tus afectos. Si alguien tiene un sueño, que vaya y lo busque. Si no le sale, no importa: le queda la experiencia vivida. Nunca terminás perdiendo”, finalizó.

Te puede interesar