Cómo se convirtió el mayor basural de San Juan en espacio sustentable,ambiental y cultural

Mundo - Medio Ambiente 28 de junio de 2022 Por Redacción
Emplazado sobre el desierto sanjuanino, al pie del cerro Parkinson, el espacio educativo combina "las tres variables de la sustentabilidad: lo social, lo ambiental y lo económico", y no emite gases de efecto invernadero.

El Centro Ambiental Anchipurac, "rayo" en lengua huarpe, ubicado donde antes existía el basural más grande de la provincia de San Juan, es un espacio educativo de arquitectura bioclimática que combina "las tres variables de la sustentabilidad: lo social, lo ambiental y lo económico", y no emite gases de efecto invernadero, aseguró Claudia Agnelli, directora del lugar.

62ae20c88106a_900

Emplazado sobre el desierto sanjuanino, al pie del cerro Parkinson se encuentra este centro ambiental pionero que en 2020 fue reconocido por el Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) como el primer monumento ambiental de arquitectura sustentable del país.

El edificio, que se ubica en una zona que antes era un basural a cielo abierto, "muestra cómo se puede revertir una situación desfavorable de contaminación y transformarse en una buena realidad a partir de prácticas ambientales y políticas públicas" adecuadas, sostuvo Agnelli.

"Trabajamos con equipos sobre educación y tecnología, y nos preocupamos mucho por las tres variables de la sustentabilidad: lo social, lo ambiental y lo económico", añadió.

62ae20c86c1ef_900

Anchipurac también produce energía limpia y renovable para abastecer con electricidad y aclimatar el ambiente de los 4.000 metros cuadrados que conforman el complejo edilicio; de este modo, el 60% de la energía que se utiliza es generada por una planta solar ubicada en el estacionamiento, mientras que la calefacción y la refrigeración dependen de energía geotérmica.

Inaugurado en 2019, Anchipurac depende de la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Gobierno de San Juan y forma parte del Complejo Ambiental de esa provincia junto con el Parque de Tecnologías Ambientales y el Parque Industrial Tecnológico Ambiental Regional.

Este último recibe transportes con residuos sólidos urbanos y biodegradables las 24 horas durante los 365 días del año para separarlos, clasificarlos y recuperarlos en tareas de reciclaje, o para disponerlos como relleno sanitario.

f1p4_verde.jpg_1264874701

Años atrás, el espacio "era un basural a cielo abierto que se fue expandiendo justamente por las actividades que el ser humano había tomado como medio de vida. En este lugar los niños jugaban mientras los grandes buscaban con qué sobrevivir", recordó Agnelli.

El lugar no paró de acumular desechos hasta 2009, cuando la Secretaría de Ambiente local "decidió tomar medidas, y en conjunto con varios equipos multidisciplinarios, comenzó la recuperación de más de cinco mil hectáreas degradadas por residuos", explicó la directora del centro.

Se adoptaron "acciones de concientización y remediación social" que permitieron la creación de "más 400 empleos verdes; se brindó una solución a esta problemática ambiental y humana, y se incorporó a esas personas a trabajar dentro de la planta de tratamiento de residuos", contó Agnelli.

Actualmente, las 15 salas con exposiciones temáticas, cine, laboratorio -e incluso una estación que permite conocer la huella de carbono que emite cada persona- configuran el recorrido de dos horas por el interior de Anchipurac, a lo que hay que sumar otras dos horas para visitar la parte exterior donde se toma contacto con la naturaleza del desierto.

Además de la investigación y la recuperación ambiental, el arte también tiene un lugar en este centro que cuenta con cinco plazas escultóricas donde se exhiben 19 obras de arte construidas a partir de la recuperación de los residuos recibidos en la planta de tratamiento.

62ae209334b35_900

Por último, la directora que el lugar puede visitarse todos los días del año con excepción del 1 de enero, el 25 de diciembre y el 1 de mayo.

Web: https://anchipurac.com/

Te puede interesar