Guerra a la inflación: Guzmán hace números y espera un récord para marzo y abril

Economía 21 de marzo de 2022 Por Redacción
Las expectativas del ala económica respecto del avance de los precios no son justamente las más alentadoras. Los problemas internos y los efectos de la invasión rusa a Ucrania, un combo complicado.

La declaración de guerra que lanzó el presidente Alberto Fernández contra la inflación llegó en un momento muy poco oportuno. Con una suba de precios que alcanzó 4,7% en febrero pasado y sin grandes armas a la vista, se planteó una batalla poco recomendable de dar, al menos en los términos planteados.

El contexto internacional, sumado a los propios problemas de la Argentina, llevan a que las expectativas inflacionarias sean cada vez más altas, a tal punto que el ministro Martín Guzmán mira cada vez más de cerca la posibilidad de llegar al 6% en marzo y abril, según confiaron fuentes oficiales.

La invasión de Rusia a Ucrania no hizo más que agudizar los problemas fronteras adentro de la Argentina que vienen de arrastre mucho antes de la guerra.

guzman guerra precios

Ya en la segunda semana de febrero se comenzó a observar un salto importante de la inflación, situación que se hizo más compleja aún con el inicio de la invasión rusa, en la última semana del mes pasado. Es decir: febrero ya mostraba una tendencia al alza, y se aceleró con la guerra.

Energía y alimentos

La avanzada inflacionaria se da a nivel mundial y pega, sobre todo, en dos segmentos centrales: energía y alimentos, este último uno de los rubros que desde hace tiempo más empuja la inflación, y que el mes pasado sumó una inflación de 7,5%.

En este sentido, durante los últimos días se observan movimientos considerables en los precios de algunos alimentos. Los comercios de proximidad son los que más reciben este impacto, ya que no tienen la espalda negociadora de los grandes supermercados, que en varias ocasiones terminan aceptando algunos retoques, pero inferiores.

En el caso de algunos productos, como los lácteos y galletas, entre otros, se dieron subas de hasta un 30% en el último mes, con la certeza de que continuarán los movimientos.

Según la visión de Guzmán, la inflación se arregla con estabilidad macroeconómica, es decir baja del déficit y de la emisión monetaria. Esto, desde ya, no se logra de un día para el otro, por lo que en el mientras tanto la solución es el ya conocido acuerdo de precios.

Aquí, entonces, la estrategia pasará por ampliar la canasta de Precios Cuidados. La idea inicial es acercarse a los 2000 productos -desde los 1300 actuales-, en tanto que se habilitarían aumentos no mayores al 3%-5%, muy lejos del cerca de 12% que reclaman las compañías alimenticias.

Te puede interesar