Crece el repudio a Soledad Acuña por sus dichos "discriminatorios y clasistas"

Actualidad 19 de enero de 2022 Por Redacción
Docentes, políticos y representantes gremiales coincidieron en deplorar los dichos de la ministra de Educación porteña, quien había afirmado que los estudiantes que abandonaron la escuela durante la pandemia "seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa".

5fbd1e955cf35_900

El diputado nacional del Frente de Todos (FdT) por la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, deploró este miércoles las declaraciones de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, quien consideró que los estudiantes que abandonaron la escuela durante la pandemia de coronavirus "seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa", y consideró que la funcionaria es "de lo peor que se puede tener", sumándose así a las críticas desde diferentes sectores que se alzaron contra los dichos de Acuña.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez "Larreta tiene buenos ministros pero NO es el caso de la de EDUCACIÓN. De lo peor q se puede tener en un área tan medular", escribió Santoro en su cuenta personal de Twitter.

Y agregó: "Si así piensa imaginate cómo gestiona".

Docentes

Los cuestionamientos de Santoro fueron en la misma línea que los de la secretaria general del gremio docente UTE-Ctera, Angélica Graciano, quien afirmó que la ministra Acuña hizo una declaración "sumamente discriminativa y clasista".

De este modo, el diputado y la dirigente gremial se sumaron a las voces que salieron a cruzar a la funcionaria porteña por haber dicho el martes que "hoy 2022, después de dos años, es muy tarde para salir a buscar a los chicos", puesto que "esos chicos seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa, ya cayeron en actividades del narcotráfico, ya tuvieron que ponerse a trabajar, perdieron su propia fe respecto de las oportunidades de estudiar".

Como respuesta, la gremialista de UTE indicó a Télam que los dichos de Acuña son "una afirmación, desde el punto de vista de los jóvenes, sumamente discriminativa y clasista".

Y agregó que la funcionaria "muestra realmente una discriminación de clase muy complicada".

Graciano sostuvo que "como responsable del Ministerio de Educación tendría que preguntarse qué estuvieron haciendo todo este tiempo porque, según lo que han dicho, ellos no han perdido un solo día de clases".

Sobre este punto añadió: "Es inexplicable que salga a hablar como si no tuviera nada que ver en la conducción del ministerio, como si estuviera por afuera".

Asimismo, Graciano consideró además que "el Ministerio de Educación de la Ciudad, encabezado por Acuña, no ha tenido políticas proactivas para que los jóvenes estén en las escuelas, no han distribuido las computadoras en cuanto a conectividad".

"Y tampoco desarrollaron programas complementarios para el apoyo de la escolaridad", concluyó.

Baradel

Por su parte, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, consideró que las declaraciones de la ministra de Educación reflejan que el macrismo "desprecia a la educación pública y tiene una concepción clasista y discriminatoria".

"Se muestran tal cual son: desprecian a la educación pública y a los sectores populares. No es tarde para ir a buscar a los chicos", dijo el dirigente gremial.

El sindicalista analizó que "teniendo el presupuesto más importante del país, la ministra no invierte en docentes ni en trabajadores sociales para ir a buscar a esos chicos y revincularlos nuevamente a las escuelas".

"En la provincia de Buenos Aires, en cambio, hace más de un año se viene trabajando con programas especiales, nombrando a más de 30.000 docentes adicionales y casi 5.000 integrantes de equipos de orientación escolar destinados a revincular a las y los chicos que se desvincularon y para acompañar las trayectorias educativas de aquellos que lo necesiten", subrayó Baradel.

"No les interesa. Se llenan la boca hablando de educación solamente en clave de marketing político-electoral, pero hacen todo lo contrario cuando son parte de la gestión", reflexionó el líder de Suteba.

Sostuvo que las declaraciones de Acuña "se enmarcan en una concepción clasista y discriminatoria que es parte del ADN del PRO".

Ademys

La secretaria gremial de la Asociación Docente Ademys, Amanda Martin, calificó de "discriminatorias" y "violentas" las declaraciones radiales que hizo la noche del martes la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. "Una vez más la ministra de Educación, Soledad Acuña, se expresó con repercusiones radiales de manera discriminatoria y violenta contra la juventud que concurre fundamentalmente a las escuelas públicas o pobres, como ella lo tildó, demostrando su orientación como defensora de un régimen que solo hace crecer la pobreza y la deserción escolar", apuntó Amanda Martín .

Laura Velasco

También la legisladora porteña del Frente de Todos (FdT) Laura Velasco afirmó que los dichos de la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, sobre los alumnos que abandonaron la escuela durante la pandemia de coronavirus son de una "profunda irresponsabilidad, estigmatización y una crueldad que está en línea con su gestión".

En un comunicado, la diputada manifestó que durante la gestión de Acuña, y en plena pandemia de coronavirus, se recortaron "370 millones al Plan Sarmiento", un programa del Gobierno porteño que entrega computadoras a estudiantes, y agregó que esa decisión fue similar a la que tomó el expresidente Mauricio Macri, "que cerró el programa nacional Conectar Igualdad".

"Sin dispositivos ni conectividad lxs estudiantes más pobres quedaron casi sin posibilidades de continuidad pedagógica", advirtió Velasco.

Velasco recordó que "todos los años 25 mil estudiantes quedan sin vacantes en escuelas públicas de la Ciudad, mayoritariamente en la zona sur y en los niveles secundario e inicial. Igual que Macri, la ministra Acuña prometió jardines de infantes que no abrió y no integra los Centros de Primera Infancia (CPI) a Educación".

Te puede interesar